¿Porqué Hacemos Cosas Que No Queremos Hacer?

Reserva tu Sesión con Karyna Garcia de Conecta Ser Cuantico

Estamos ahí con la situación en frente y ante nosotros la posibilidad siempre de elegir “lo hago o no lo hago”, y si lo hago ¿por qué lo hago?, si no lo hago ¿por qué no lo hago?

Las oportunidades están ahí se buscan o se presentan y hacer las cosas que nos gustan nos acerca a nuestro estado de equilibrio y armonía

Por el otro lado, hacer lo que no nos gusta, nos aleja del equilibrio y a partir de eso se generan los conflictos por la incoherencia de forzarnos consciente o inconscientemente a hacer algo que no queremos.

Algunas excusas o justificaciones que nos ponemos son:

Por obligación, amenaza, supervivencia, disuasión, complacencia, manipulación, miedo, programación, necesidad, patrones, cultura, rutinas o hábitos.

Veamos algunos ejemplos:

Hábito: el poder de la rutina se convierte en una costumbre, así más de la mitad de las cosas que hacemos en un día vienen condicionadas por ese mecanismo que repetimos día a día.

Ej.: Comer todos los días de 3 a 5 veces y a una hora determinada.

Necesidad: la necesidad muchas veces viene condicionada por el dinero.

Ej.: Necesito usar vestidos, calzados, alisar el cabello, una casa…

Solidaridad: se trata de complacer a alguien más, hacer cosas por agradar principalmente a los más queridos o allegados.

Ej.: Mi esposo (a) quiere que lo acompañe al cine…

Obligación: el “tener que “ o ” deber que”, el hacer lo correcto, lo correcto según quien, las personas tienen que hacer cosas por ¨ley¨ pero ante la obligación siempre está la posibilidad de hacer lo que nos dicta el corazón.

Ej.: Tenemos la obligación de pagar impuestos, por leyes comunitarias, o tengo que seguir con el negocio familiar. 

Miedo: el miedo usualmente nos paraliza y nos deja en una posición muchas veces peligrosa y extremista ante alguna situación.

Ej. Tengo que alimentarme o me moriré de hambre.

Para ser feliz lo imprescindible es amar lo que hacemos, entonces si una situación nos resulta incómoda por no querer hacerla, lo más sabio en ese momento será seguir nuestro corazón.

Has lo que te gusta, lo que te apasiona y sé feliz!

En esta era de acuario transformamos el tener que y deber ser por sencillamente SER.

Ya no funciona la costumbre, lo tradicional, las estructuras, lo mismo, me dijeron que se hace así… etc. Suelto lo que ya no funciona para mí porque yo decido y tengo soberanía de todo mí SER, y tomo consciencia de todo lo que hago y para qué lo hago.

¿Y tú, que cosas haces que no quieres hacer?

Karyna Garcia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *